HACENOS TU PEDIDO POR WHATSAPP AL 11-6859-9619

Facebook |  Instagram

Hacer ejercicio es un trabajo duro. Además, requiere invertir tiempo, sin tener en cuenta que el cuerpo te duele. Entonces, ¿por qué empezar a entrenar?

Aunque se precisa de constancia, trabajo duro, tiempo… Hay buenas razones por las que empezar a entrenar, sino no nos explicaríamos por qué hay tanta gente que va al gimnasio. Es más, hay mucha gente que no puede imaginarse su vida sin hacer ejercicio. Te contamos por qué:

1. Entrenar te hace feliz

Después de hacer ejercicio te sentirás super bien. Estudio tras estudio confirma la relación directa entre el ejercicio y el aumento de las hormonas de bienestar. Es más, un estudio encontró que el entrenamiento de alta intensidad tiene un impacto positivo similar en el cerebro que el de la cocaína. Asimismo, otras investigaciones sugieren la actividad física como antidepresivo.

No podemos ser los más felices sin entrenar.

2. Porque facilita tu vida

En tus entrenamientos aumenta progresivamente la carga. Levanta un poco más de peso cada día y ve haciendo más fuertes tus músculos. Asimismo, corre un poco más rápido cada día.

Ser más fuerte hace que seas capaz de hacer más cosas. En el trabajo, en casa, en la compra, entre otras ocasiones, puede que necesites cargar peso, y entrenando, no tendrás límites.

3. Te ayuda a ganar en la vida

El hecho de fijarse unos objetivos y cumplirlos es algo que se aprende. Establecer y alcanzar metas de acondicionamiento físico te ayudará a establecer y alcanzar metas en todos los aspectos de tu vida.

Cuando empezamos a entrenar, las victorias son pequeñas. Es por ello que en un inicio se debenmarcar objetivos pequeños y a corto plazo; es decir, reales, para que sean alcanzable y así mantenernos motivados.

Los logros suman y, finalmente, veremos que hemos conseguido un gran reto.

Cuanto más refuerces el trabajo duro con resultados positivos, más te sentirás como un ganador. Y si ganas entrenando, puedes ganar en cualquier cosa que te propongas.

4. Porque te preocupas por tu familia y amigos

Aunque puede que no lo parezca, la gente más cercana a ti depende de tu autoestima, de tu amor y energía.

Cuidarse uno mismo es el primer paso hacia cuidar la relación con los demás. Buscar tiempo para entrenar no es egoísta. Todo lo contrario, es un acto de generosidad. La gente que te rodea se merece lo mejor.

Haz que disfruten de tu mejor versión física y mentalmente fuerte.

5. Porque puedes

Es muy fácil considerar el entrenamiento como una tarea a hacer. Esto hace que iniciarte a entrenar sea mucho más duro. Considéralo un regalo. No sólo tienes el conocimiento y los medios para ejercitar, te han dado un cuerpo sano capaz de todo. Dos piernas fuertes que pueden llevarte donde quieras, dos brazos fuertes que pueden levantar un montón de cosas. Además, tienes la suerte de tener un core, un corazón y unas manos fuertes.

¡Celébralo con un buen entrenamiento!

6. Porque quieres sentirte sexy

Seguro que conoces a más de una persona que va al gimnasio sólo por verse mejor. Ésta es una razón ideal para entrenar. Pero aún es mejor si combinas este motivo con los cinco anteriores.

Aquí tienes algunas de las razones por las que empezar a entrenar. ¿Cuáles más incluirías tú?

Comparte este blogpost con alguien a quien le cueste mucho hacer ejercicio. Te lo agradecerá.